Todo el mundo en contra de la Quinta Columna, atacando sin descanso y piedad a estos dos hombres, que han hecho el mejor trabajo de investigación que se recuerda. Todo el mundo en contra de ellos y sin embargo nadie se acerca más a la verdad o tiene una visión más clara de lo que está sucediendo. Por mal que me cayesen, seguiría apoyando sus postulados.

La disidencia en este país está rota y es completamente disfuncional. Vale de poco o de nada estando tan dividida y enfrentada. El miedo, la cobardía, la envidia y el interés tienen la culpa, como siempre. Es todo un clásico en nuestra sucia sociedad.

Lo tienen fácil para acabar con nosotros. Muy fácil. De hecho ya deben de estar ultimándolo. Viendo el panorama, no me extrañaría nada.

Mientras tanto, las calles y plazas siguen vacías. Los edificios institucionales, las televisiones y los hospitales siguen tranquilos. El desierto humano es total, y los asesinos respiran aliviados desde sus poltronas.

Salvad vuestras vidas.
Esto ya no tiene remedio.